Fotos terreno

13 11 2007




Entre la escala humana y la territorial

29 10 2007

Los modelos más complejos se basan en plantar hipótesis adicionales que permiten extraer más información de la realidad a partir de unas variables básicas. Su aportación es grande, su grado de alejamiento de la realidad también, su abominable abstracción es permitida por la comunidad geográfica por la bondad consensuada de sus hipótesis y por la promesa de un mayor conocimiento de la estructura función y cambio de los procesos que se dan cita en el espacio.

En este último grupo se instala la geografía hiperreal. Se trata de la generación de modelos de “algo real” que no tiene origen en el terreno. El territorio ya no precede al mapa, ni lo sobrevive. De aquí en adelante, es el mapa el que precede al espacio y genera el paisaje.

Esta aproximación parece lejana a la práctica habitual de la cartografía, sin embargo los mapas temáticos producidos por modelos matemáticos, los mapas temáticos divulgados por las administraciones o los mapas de proyectos de obra son significativos ejemplos que nos ilustran sobre su amplio uso. Las herramientas para crearlos son bien conocidas por los profesionales y están muy ligadas a técnicas propias de la geografía cuantitativa y geoestadística que contribuyen a refuerzar, bajo un manto numérico, su halo de objetividad.

Existe cada vez mas una mayor demanda de Geografía hiperreal que auspiciada por distintos promotores busca destilar la realidad para obtener una esencia espacial de la realidad. ¿Por qué este esfuerzo?.





La última frontera de la Cartografía

25 10 2007

Hiperrealidad, modelos, abstracciones.

A medida que planteamos hipótesis sobre nuestra realidad nos alejamos de ella, la simplificamos, perdemos información y tomamos conocimiento sobre el mundo que nos rodea. Este paseo por los modelos es trascendente en esta nueva época de desarrollo de cartografía temática donde la creatividad será la última frontera. Claro que irá de la mano junto con el dato, ya que es el único cable a tierra que confirma la información objetivamente. El resto será trabajo de la observación y la tecnología, quienes nos darán la libertad de escapar fuera de los limites convecionales que desarrolla la geografía.
La pregunta es.. ¿ Hemos alcanzado ya la frontera cartográfica?





Línea de trabajo

23 09 2007

Se quiere destacar que la escala cartográfica no ha sido olvidada, sino que se ha desarrollado el límite de visualización ligado a cómo son representados los datos en el territorio. Aunque las modernas herramientas SIG permitan obtener vistas de detalle, éstas no siempre van a tener la información necesaria para analizar espacialmente, ya que esto depende exclusivamente del investigador y sus intereses.
Para comprender el concepto de escala se han desarrollado una interesante aproximación teórica que se basa en que la escala es el resultado de agrupar dos conceptos claramente distintos. Por un lado la extensión espacial, que es el área cartografiada y por otro lado la resolución o tamaño que nos puede entregar el dato.





Los primeros peldaños

21 09 2007

Determinar hasta qué punto los procesos y las estructuras dependen de un contexto geohistórico (hasta qué punto sólo son ligeramente afectados o bien la influencia es tan grande que la teoría social es incapaz de realizar una abstracción significativa), sino que en torno al debate entre la contextualización y la búsqueda de leyes (Soja, 1985; Sayer, 1989). A nivel conceptual general los «estudios de lugares o localidades» («lacaba studies»), acostumbran a integrarse en esta «nueva geografía regional», a pesar de la falta de una diferenciación clara en la escala de estudio. Una forma muy diferente de entender la incidencia de las relaciones sociales en la configuración del «lugar» es la que propone Sack (1988), según la cual el lugar es tratado como un contexto y un marco de consumo, donde se interaccionan las mismas relaciones sociales con la naturaleza y el significado del lugar. Estas reflexiones coinciden con la secuencia interrelacionada de las regiones intermedias entre Valparaíso y la ciudad de Buenos Aires. Por lo tanto, la zona que comprende el corredor bioceánico está ligada a una funcionalidad dada por los recursos territoriales presentes, continuidad social de cada rubro y conectividad entre cada una de las regiones.





Flexibilidad de la Escala Geográfica

5 09 2007

escalaa.jpg

ESCALA…instrumento conceptual, metodológico y técnico necesario para alcanzar la necesaria interpelación entre objeto y observador. Para algunos, las escalas son categorías dimensionales (Rivas Casado, 1990), para otros espacios de conceptualización (Lacoste, 1976).
La escala siempre fue proclama por la geografía como uno de los elementos básicos para la disciplina, junto con espacio, tiempo, naturaleza y lugar (Harvey, 1996 y Howitt, 1998), aunque, comparado con los otros, el tema siempre ha sufrido un curioso retraso en las discusiones teóricas, casi como si fuera importante pero demasiado evidente…..

La superposición de uso de dos escalas diferentes (la temporal y la espacial), podría en teoría ser solucionada mediante la adopción del moderno criterio de no separar tiempo y espacio, sino tomarlos como una sola dimensión, dos escalas, por así decirlo, que se influencian mutuamente. Esta idea nos aparta de la antigua noción de la inmutabilidad de las dimensiones territoriales o de las unidades temporales. Claro que para eso hay que aceptar que nuestra noción del espacio debe necesariamente ser flexibilizada, cuando hablamos que el éste se fue achicado por la globalización, o que los tiempos se acortan (y por ende el espacio) con las nuevas técnicas tiempo/fricción. Esta dimensión del problema, es tal vez demasiado nueva como para hacerla operativa, pero debería ser tomada en cuenta en el futuro, porque hacia allá parecen converger muchas miradas. (Massey, 1999; Dogdshon, 1999).

fotografo.jpg





Relación entre Escala y Territorio en Geografía

2 09 2007

www.pnuma.org
A medida que los limites disciplinares se van haciendo cada vez más borrosos y se produce un acercamiento entre campos del saber, muchas veces, tan alejados , se hacen evidentes las tensiones que se generan cuando se intenta compatibilizar las “miradas” de cada una de ellas sobre su objeto de estudio. Estas miradas podemos resumirlas alrededor del tema de las escalas, las aproximaciones técnico-conceptuales que cada disciplina utiliza para reducir su objeto de estudio a una dimensión manejable. Esta diferencia se puede encontrar bajo dos dimensiones no excluyentes: el tiempo y el espacio. Las escalas utilizadas para analizar cada una de estas dimensiones son variables

De toda esta controversia surgen algunas preguntas básicas, tales como: existe una escala espacial que compatibilice las disciplinas que coinciden en el ambiente? Que significa macro, micro y meso en cada disciplina? Es posible relacionar los ciclos temporales que determina cada disciplina? Como se construye conceptualmente un campo interdisciplinario como la historia ambiental o la geografía histórica?